Saltar al contenido

Cartas de amor cristianas

una flor

La presencia de Dios en la vida de la pareja es uno de los elementos primordiales, pues sabemos que todo amor viene de Dios y vuelve a Él.

Una relación de noviazgo con Dios en el medio, seguramente, será una relación duradera, fiel y leal, basada en sentimientos reales, ternura, afecto, comprensión, tolerancia y comunicación permanente.

Cuando los cimientos de un noviazgo son cristianos y tienes a Dios como tu prioridad para confiar todo lo que vives y haces en tus manos, tendrás resultados fascinantes, el amor será evidente y real.

Pon a vibrar a tu novio de amor por ti y por Dios con estas palabras que pueden ayudarte en esta tarea.

Cartas de amor cristianas

Cada día doy gracias infinitas a Dios por la grandeza de su amor, y porque en ese amor me permitió conocerte, que ha sido uno de los milagros más hermosos que he recibido. Como dice la carta a San Juan: Dios es amor, por lo tanto, todo lo que os doy de mi amor es como si os diera la presencia de Dios y viviéramos en ella permanentemente.

Cartas de amor cristianas 2

El ejemplo más grande de amor es Dios, quien, como dice la palabra Dios, que el Padre amó tanto al mundo que nos dio a su Hijo unigénito por amor. Pido a Dios que bendiga siempre y en todo momento cada uno de los momentos que paso a tu lado, que bendiga todo lo que haces y todo lo que piensas, que no dé un paso sin tener en cuenta la presencia de Dios. Los amo mucho y con el amor de nuestro Señor Jesucristo.

Cartas de amor cristianas 3

Mi novio, eres un hijo de Dios y hoy quiero confiar en las manos de Dios este amor y esta relación que estamos viviendo, estoy muy contento por las bendiciones que recibo de las manos de Dios para tenerte conmigo y este amor que siento, que cada día es más grande, más fuerte para ti. Te quiero