Saltar al contenido

Cartas de amor no correspondido

corazon

Escribo estas líneas con tanto amor y a la vez desesperación, es una carta de amor pero lo más triste que será la última que escriba para ti, no me lo tomes a mal me duele en el fondo del alma esta decisión, pero sin embargo creo que es lo mejor para ambos, sé que nunca seré la persona por la que todo se dará y mucho menos para la que tú amarás, pero este bien no hay problema de que el tiempo dirá si valió la pena, para ti esta es mi última carta, la última de todas, mi gran amor,

Hoy sólo puedo deciros que quiero veros como amigos, aunque cuando os diga esto yace mi corazón, espero y no es demasiado tarde, recordad que siempre lo tendré pero me cansaré de esperaros y eso será el final, os quiero y seguiré haciéndolo a medida que pase el tiempo mi corazón pueda olvidar, y esta carta es la última que recordaré.

Cartas de amor no correspondido

Hablar del interior es muy difícil para todos nosotros. Cuando nos dejamos llevar por las palabras parece que salen solas, pero ese primer paso, ese primer intento de abrirse a los demás, es el más difícil de todos. Mi yo interior para ti no debe ser un secreto porque desde que te vi por primera vez has sido parte de él, complementando mi existencia y dando sentido a todas mis acciones día tras día.

Has hecho una ilusión dentro de mí que, a pesar de no ser correspondida, sigue siendo tímida, entusiasmada por un posible futuro en el que nuestros caminos se encontrarán de nuevo. No sé qué está pasando entre nosotros ahora mismo, ni si ese pequeño algo puede crecer de alguna manera, pero si hay algo de lo que estoy seguro, es que tú estarás dentro de mí para siempre y que esas palabras algún día volverán a significar algo para ti.

Cartas de amor no correspondido

Hoy empecé a descubrir que te amo y que poco a poco esto va creciendo, pero cómo puedo llegar a ti si hay un muro entre nosotros, ese muro no te deja avanzar hacia tu felicidad y te mantiene atrapado en esa prisión donde apenas puedes respirar, ¡Ven! Ven a mis brazos y alégrate de que sólo busco una razón para hacerte reír, romper ese muro y no dudes de que todos los días espero aquí serenamente para hacerte feliz.

¿No te das cuenta? Vivo para servirte, quiero que sepas que eres la persona por la que estoy luchando y seguiré teniéndola en mi camino y así podré vivir una vida plena y tranquila, romper ese muro que te aterroriza y ser feliz conmigo, sabes que realmente te amo y nunca dejaré tu mano.

Cartas de amor no correspondido

Qué será de mí, necesito saber de tu vida para acabar con esta inmensa tristeza que abruma mis días, me siento como un pez sin agua, como una margarita en otoño como un pingüino en el desierto caliente, aquí sentado en el patio trasero de la casa donde pusiste fin a este inmenso amor, aquí escribo esta carta, esperando una respuesta alentadora.

Lo que faltaba o lo que sobró, porque no sé, si fracaso en algo, o si te aburriste de mí, o tal vez olvidaste que me amabas, lo único es que si conservo ese hermoso sentimiento, que ni siquiera me deja dormir, ¿por qué terminaste mi historia de ensueño? Tantas preguntas sin respuesta que se formulan en mi cabeza….

Amor lindo te llamaba cuando me despertaba con un delicioso desayuno que me encantaba preparar, quien te regala esos buenos días en los que suelo preguntarme y se apodera de mí un fuerte sentimiento de tristeza que me hace llorar y preguntarme de nuevo, qué me faltaba o qué me quedaba? en esa relación que se rompía como el césped del vecino cuando se poda habitualmente.