Saltar al contenido

Cartas de amor y pasion

florero

No dejaré pasar esta buena ocasión para repetirte que te amo

Amor:

Cuando el sol ha puesto su luz en su fondo marino para descansar de tanto dar, es que estoy dispuesto a responder a tu carta … esa dulce nota de amor que me has dedicado, y te respondo con el mismo sentimiento.
Debo decirles, en primer lugar, que los amores que gestan como los nuestros están condenados a morir, a menos que pongamos mucho… muchos de nosotros, y he aquí mi intención, además, truncada por una decisión que no salió de la férrea voluntad que tengo de sostener lo que creo que vale la pena sostener.
Aun así, las cosas, el sueño que rodeaba nuestras largas charlas, nuestros silencios, nuestro fructífero insomnio, me parece, valen lo que nos cuesta esta temprana despedida, ya que el aprendizaje ha sido edificante, al menos para mí, y ha servido para darnos a ambos una razón para llenar las horas vacías de dulces recuerdos.

No dejaré pasar esta buena ocasión para repetirte que te quiero, como siempre te he dicho…. con el alma en la voz, con el corazón en las letras, y con ese sabor afrutado que me han dejado tus besos.

He cuidado cada palabra que te he dicho para no rasgar tus banderas… para no exhibir las mías… porque nada de eso tiene que ver con mis sentimientos hacia ti, una mujer con aromas a jazmín… noble como mi tierra…. ilesa como los acantilados que desafían la furia del Atlántico, sin dejar de mostrarse arrogante, sólida…. detrás de la niebla.
He sido un bálsamo suave y cálido, tratando de apaciguar con amor tus pasiones contenidas….

Pero es esa pasión… esos dolores arcaicos que yo no causé, esas viejas heridas que todavía sangran en ti… esos modelos que no se parecen a mí y que han socavado tu confianza, esos que hoy te llevan a alejarte de mí, y antes de eso, mujer, quiero decirte que una vez que el Montesco y el Capuleto también vieron sus razones bélicas sucumbir al amor de Romeo y Julieta, y ahí es donde debes poner tus pasiones… en lo sostenible..

Llegaste en el momento que menos esperaba

Hola, mi amor:

Más allá de todo lo que puedo decir aquí, he aprendido a dibujar mis letras en las estrellas, he aprendido a amar completamente con el alma golpeando la distancia y teniendote lejos, tal vez mis palabras suenan repetidas porque… cuántas veces he tratado de transmitir de mil maneras mi amor, y decir que te amo suena poco y tiene poco sentido porque mi sentimiento es más grande que una simple palabra, pero estoy seguro de que cada letra de ese “te amo” lo digo y lo repito basado en la razón.

Mi mundo era sencillo, caminaba y volaba sin ningún lugar especial, esperando y sólo era necesario encontrarte para comprender que el amor existía, que un día sin buscarlo llegaría y así fue, llegaste al momento que menos lo esperaba, cuando conocí el camino de dar rienda suelta a mis deseos escribiendo… cuántas veces lo hice en silencio llenando las paredes de mi habitación sin protagonista y ahora cambié todo eso, ese fantasma que buscaba logré ponerle cara, nombre, el tuyo.

La distancia y la ausencia que aprendí a entenderlas no me golpearon porque de una manera u otra traigo tus palabras, tus sueños, tus deseos que eran tan míos, pero hoy… quizás en mis palabras escapen algunas lágrimas, no las verás, realmente quiero escribir y más allá de eso es una carta triste quiero agradecerte a ti y a mi Dios por permitirme conocer el amor más puro y hermoso, la ilusión que llenó mis días, el despertar que acompañó mis amaneceres, tengo que agradecerte por darme el poder de ser y haberme convertido en una gaviota y en una mujer, tengo que agradecerte por haber tenido la virtud de amar y que a pesar de que el amor estaba lejos pude descubrir tantas cosas maravillosas.

Puedo seguir escribiendo, lo sabes bien, pero no, sólo quería que más allá de las estrellas dibujaran mis palabras y transmitieran mi sentimiento en sus destellos, que fueran testimonio y testamento de este amor inmortal, eterno e incondicional, que sólo dijeran amor… gracias por lo que me diste, así que lo dejo en cada pensamiento, en cada verso, en cada recuerdo… gracias por serlo.

Simplemente amarte hoy y siempre.

Ansias de tu besos

Mi amor, me siento ansioso por tus besos, sin ti soy la mitad de lo que podría ser si tuviera aquí tu esencia, tu mirada y tus caricias.

Mi amor, me siento ansioso por tus besos, sin ti soy la mitad de lo que podría ser si tuviera aquí tu esencia, tu mirada y tus caricias.

Mi amor, me siento ansioso por tus besos, sin ti soy la mitad de lo que podría ser si tuviera aquí tu esencia, tu mirada y tus caricias. No me es extraño desear tener tu presencia, escuchar tu voz y exhalar tu aroma encantando dulcemente mis sentidos.

Con el manto fiel de la esperanza abrigo mi deseo de tenerte a mi lado, miro al cielo y contemplo cómo pasan las horas en silencio, como si cada segundo durara más de lo habitual…. y siento que hoy para mí, todo gira a un ritmo más lento que para los que me rodean.

Me levanto y miro hacia afuera, me gusta contemplar el amanecer, siento la brisa que viene y me frota la cara como si me invitara a seguirla adonde va, siempre hace lo mismo, quizás conoce el camino más corto para llegar a ti, no sé…. el calendario me habla de fechas por venir y citas pospuestas, quiero amarte y terminar de una vez por todas con esta cruel distancia que te separa.

Llegará el día en que esta distancia llegue a su fin, verás, será como tener en las manos un pájaro, un pájaro que apenas abre los ojos a la luz, sólo tienes que esperar y sus alas pronto serán fuertes y lo llevarán a lugares lejanos.

Ese es nuestro amor, lleva en sus alas el deseo de volar a lugares de ensueño, donde se cumplen promesas y esperanzas, se deja atrás el miedo y nace una vida llena de nuevas emociones, caricias e instantes que nunca se olvidan.

Siento ansiedad por tus besos, pero aún no ha llegado el momento… todo pasará cuando todo suceda, y entonces el amor, tú y yo estaremos en nuestro camino a casa. Te espero y te quiero como siempre.